La voz de Alejandro…

Este curso 18-19 se ha incorporado la figura de logopeda al servicio de Centro Abierto un día a la semana en sesiones de 45 minutos por dos grupos de edad diferentes, uno de 3 a 5 años y el otro de 6 a 9 años. Tanto previo como durante este proceso, hemos podido observar las diferentes “evoluciones” de los niños. Hoy queremos contaros cuál ha sido el proceso de un niño de + Menuts. Alejandro comenzó el grupo de + Menuts un poco más tarde que el resto, pero enseguida encontró su lugar dentro de este rocambolesco grupo de saltimbanquis, él da el punto de calma dentro del caos y la medida justa de dulzura cada tarda que pasa con nosotros. Enseguida nos sorprendió el hecho de que no hablara mucho pero esto no fue un impedimento para vincularse, él siempre se hacía entender. Sin embargo, vimos necesario que alguien con conocimientos sobre la expresión y el habla nos echara una mano para que así, Alejandro pudiera explicarnos mil y una historias. En ese momento aparece la Paula, con su sonrisa infinita y con su paciencia inagotable y quien trabaja con él cada jueves por la tarde.

Y os estaréis preguntando … ¿Cómo lo hace?

“Desde el primer momento compartido con Alejandro vi un niño muy observador y deseoso del contacto con los otros niños y niñas que comparten momentos con él, así como un niño con ganas de expresarse aunque su lenguaje fuera más gestual que oral. Es un niño tímido, así que costaba que se expresara y cuando lo hacía eran palabras o sonidos acompañadas de un gesto o mirada. mi trabajo con él y el resto de niños con que ha formado grupo era estimular el lenguaje en todos los sentidos, de este modo, hemos trabajando mucho el vocabulario integrándolo en enunciados que utilizamos habitualmente, combinándolo con diálogos entre todos donde nos hacíamos preguntas y elaborábamos respuestas, con las que había que comprender lo que pedían los y las compañeras. Después de todas estas sesiones, estamos muy orgullosos de Alejandro, de cómo ha evolucionado, trabajado y disfrutado dentro del grupo, donde hemos reforzado cada pequeño avance que ha hecho animándole a seguir siendo protagonista de sus aprendizajes.”

Esta historia aún no tiene un final pero sí podemos decir que cada tarde escuchamos más la voz de Alejandro diciendo un montón palabras y expresiones para poder explicar lo que le gusta, lo que no, lo que quiere y cómo lo quiere …

Sílvia Bosch
+Menuts