El proyecto Aula Oberta, que trabaja con jóvenes a partir de 15 años, ofreció en el mes de febrero un taller sobre restauración. En él, los chicos y chicas participantes en el proyecto pudieron aprender sobre los secretos para convertirse en futuros profesionales de la cocina y la hostelería.

Y sus efectos no se han hecho esperar, porque 4 jóvenes de los que asistieron al taller han sido seleccionados para trabajar en La Monroe, el restaurante de la Filmoteca de Cataluña, como parte del proyecto Primeras experiencias laborales, que promueve AEIRaval.

Desde hace ya un mes, los jóvenes trabajan durante un día del fin de semana, con una jornada de 6 horas. Lo hacen en pareja, repartiéndose entre sábado y domingo, ya que durante el resto de la semana continúan con sus estudios.

El proyecto Primeras experiencias laborales trata de aportar las primeras catas del mercado de trabajo a jóvenes que participan en el programa Jóvenes por el Futuro, de AEIRaval. Se trata de chicos y chicas que están cursando estudios de secundaria o universitarios, pero que se benefician de pequeñas oportunidades laborales que les permiten ayudan en casa y tener más independencia económica.

Las prácticas laborales forman parte del plan de trabajo invidual que las educadoras de AEIRaval tienen con cada uno de los y las jóvenes. Por ello, la coordinación y el seguimiento entre el equipo educativo de AEIRaval y el equipo profesional de La Monroe, ayuda a ambas partes a conocer cómo se desarrollan los jóvenes, cómo trabajan y qué aspectos se tienen que trabajar más desde el trabajo y los proyectos socioeducativos.

Tres de los jóvenes que han comenzado a trabajar a través de Primeras experiencias laborales participan en el Espai Socioacadèmic Aula Oberta, y uno es participante del proyecto MODUM, de mentoría socioeducativa.

La Monroe, que se encuentra en los bajos de la Filmoteca de CAtalunya, en el Raval, colabora con el proyecto Jóvenes por el Futuro de AEIRaval.