El grupo de Grans se los servicios de centro abierto de AEIRaval (10-11 años) trabajan cada lunes el respeto, la sensibilización y la comunicación con los compañeros y compañeras. Con el fin de desarrollar la empatía y comprensión hacia los y las demás, de conocer y comprender otras maneras de ser, de pensar o de hacer las cosas, de respetar y convivir, el grupo desarrolla diversas dinámicas y talleres de autoconocimiento y respeto a los otros. ¿Quién soy yo? Cómo me veo? ¿Cómo me ven los compañeros y compañeras? ¿Cómo me gustaría que hablaran de mí? Conocernos a nosotros mismos es le primer paso para comprender también a los demás.

Dentro de estos talleres surgió el debate: a veces cadauno de nosotros y nosotras somos criticados sin que las personas que lo hacen conozcan nuestras realidades o las razones por las que nos comportamos de una determinada manera. Pero, ¿y nosotros? ¿Hacemos lo mismo con otras personas?

El equipo educativo de AEIRaval vio una buena oportunidad para visitar, con los grupos de Grans y Mitjans, que se unió a la actividad, a los compañeros y compañeras de la Fundació Arrels, que trabajan con personas sin techo. Durante la visita, los niños y niñas conocieron el trabajo de la fundación y comprendieron que cada persona que vive en la calle tiene también una historia de vida que no conocemos y que, por tanto, siempre tenemos que respetar. Al fin y al cabo, son vecinos y vecinas nuestras, y una sonrisa o un saludo ayuda, como a todas y todos, a enfrentar mejor el día.

Uno de los aprendizajes que nos llevamos de la visita, y que sin duda nos ayuda a seguir con nuestro taller de conocimiento y respeto, es que nos construimos con la mirada de los otros. Es por ello que una mirada desde el respeto y la empatía siempre nos llevará a una mejor convivencia y a una sociedad donde todas y todos nos sintamos a gusto.